Persona privada de libertad de Emboscada incursiona en comercialización de miel de abeja

Persona privada de libertad de Emboscada incursiona en comercialización de miel de abeja

Persona privada de libertad (PPL) creó e impulsa el primer emprendimiento de comercialización de miel de abeja dentro de un centro penitenciario.

Persona privada de libertad de Emboscada incursiona en comercialización de miel de abeja

Compartir en FacebookComparte via WhatsappCompartir en Twitter

En la Penitenciaría Regional de Emboscada (Antigua), Germán Flores Toñánez privado de libertad impulsa el primer emprendimiento de envasado y comercialización de miel de abeja en centros penitenciarios, desde el año 2021. La iniciativa se encuentra en proceso de obtener las autorizaciones legales pertinentes para el mercadeo a mayor escala.

Esta actividad apícola de envasado y comercialización de miel Flores DOOR, se ubica en un espacio que opera dentro del penal y cumple con las normas necesarias para la venta del producto de manera local, con muy buenos resultados.

Previamente, la miel es producida y acopiada por una empresa proveedora que cumple con los requisitos del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) y el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA).

El producto en referencia cuenta con dos tipos de miel de abeja: miel de apicultores, con sabor más suave y de un color más claro y, miel silvestre de territorio chaco paraguayo, más conocido como miel algarrobo por poseer un sabor fuerte y tener un color más oscuro. Para la adquisición del mismo se encuentran distintas presentaciones de 250 ml y 500 ml (en frascos de vidrio) así como en sachet de 250 ml a 5 kilos.

Este proyecto beneficiará a otros internos, que tendrán una oportunidad laboral digna, ya que en su primera etapa serán seleccionadas y capacitadas ocho personas privadas de libertad (PPL) que prestarán sus servicios de colaboración, con la intención de que a corto plazo más PPL puedan sumarse.

Cabe resaltar, que este emprendimiento nació y se desarrolló en el interior del centro penitenciario, y pese a las dificultades y desafíos que esto conllevó, dio por resultado un producto de buena calidad y atractivo diseño de packaging.

“Para mí es un sueño que hoy se está haciendo realidad. Estoy contento porque este proyecto colabora con la reinserción social ya que se desarrolla en contexto de encierro y da oportunidades laborales a mis compañeros”, expresó Germán Flores.